1

Reflexión general sobre las jornadas de diálogos y propuestas: compañero Frank

Para que la memoria avive el futuro, les ofrecemos las siguientes líneas que son resultado de escuchar todas y cada una de las palabras dichas por los compañeros y compañeras que llegaron hasta La Casa de Todas y Todos en Apodaca, Nuevo León para conmemorar el 52 aniversario de la fundación de las Fuerzas de Liberación Nacional y para compartir sus horizontes y sus perspectivas sobre un México y un planeta mejor, más rebelde, más digno.

Luego de seis dinámicas y provocativas mesas en las que se registraron más de 10 horas de discusión colectiva, pensamos que las siguientes ideas dan cuenta concretamente de los sentires, pensares y propuestas de las compañeras y compañeros.

Sobre la mesa de cultura nos quedó claro que históricamente los poderosos se han adueñado del arte y lo han desvinculado de los procesos sociales. Nosotros sostenemos que el arte es del pueblo y está fundido en la acción política. No hay arte sin política, pero tampoco debe haber política sin arte popular.

Nos enfrentamos, como siempre y en todo, a una maquinaria ideológica que busca arrebatarnos los espacios culturales, ante eso debemos construir una alternativa que resignifique los símbolos, se apropie de las herramientas artísticas y tecnológicas y que se proponga la intensificación de la lucha de clases. El pueblo es y ha sido siempre el único productor de cultura y es momento de dar nuevos bríos al arte incomodo, iracundo y revolucionario.

…….

En la mesa de resistencias indígenas fue tajante la opinión de que no han cambiado mucho las condiciones de explotación y marginación en las que viven los pueblos. Desde mucho antes de 1994 y aun hoy en día el Estado se acerca a los pueblos sólo para imponer proyectos de muerte. El actual gobierno de la cuarta transformación, de la cuarta simulación, no es distinto a los demás. El despojo sigue siendo el mismo, sólo que ahora se pinta de guinda.

Proponemos reivindicar los principios antiimperialistas y reafirmamos que los partidos políticos institucionales sólo buscan dividir y desmovilizar. Hoy es fundamental organizarnos en unidad para resistir a los embates del capital. Las mal llamadas consultas populares, son impulsadas por grupos de choque de las propias comunidades para dar ilusión de legitimidad. Pero hoy repetimos que el territorio es de los pueblos. Ni crecimiento, ni el bienestar “cuatroteista”, los pueblos organizados luchamos por la dignidad y la autonomía.

………

Se afirmó, en la mesa de desaparición forzada y militarización que, desde la llegada de Calderón al poder, el Estado ha reintensificado su guerra de aniquilación contra los pueblos. El narcotráfico se amalgama con el capital y el Estado, con el objetivo de desmovilizar y destruir las comunidades. Sostenemos que, frente a la barbarie producida por el imperialismo estadounidense, los potentados nacionales y las empresas macrocriminales del narcotráfico, debemos “retomar el derecho a decidir nuestra historia”.

El actual gobierno no ha hecho nada por revertir la crisis producto del narcotráfico, por el contrario, las condiciones son iguales que con los gobiernos anteriores. Especialmente para las mujeres, vivir en México se ha convertido en un riesgo inminente: sus desapariciones son una realidad diaria y el poder criminaliza su lucha y las minimiza.

Las víctimas del Estado y el narcotráfico se suman día a día y el Estado no hace más que administrarlas. No parece tener interés alguno en prevenir las violaciones a los derechos humanos o brindar verdad y justicia. No. Para el actual gobierno el ejército y sus privilegios son prioridad frente a la demanda popular de justicia. Hoy, al igual que siempre les decimos: ¡vivos se los llevaron, vivos los queremos! ¡vivas se las llevaron, vivas las queremos!

……..

Continuamos con la mesa de movimientos obreros y luchas sindicales. Coincidimos con que el movimiento sindical es vital y se conforma por obreros y obreras que luchan por cuestiones concretas, optamos por dejar atrás las visiones imaginarias del proletariado y preferimos la realidad: las luchas obreras tienen agendas y formas propias a lo largo y ancho del país, el reto que nos proponemos es fomentar su articulación. No hay posibilidad de la liberación nacional sin coordinación y acción conjunta.

Nos negamos a seguir invisibilizando la realidad, es imperativo reconocer y luchar contra las desigualdades de género: las mujeres son quienes reproducen la fuerza del trabajo y son explotadas por el capitalismo y también por el patriarcado. Debemos luchar por igual contra esas dos expresiones del mismo sistema opresor.

Para lograr la eliminación de la explotación del hombre por el hombre y de la mujer por el hombre, es imperativo la formación política. Por ello, asumimos que una de las primeras responsabilidades de esta organización que estamos construyendo es conformar espacios para comprender entre todos y todas por qué luchamos, contra quienes, con cuáles medios y con cuáles valores y principios. El despojo del capital no sólo es despojo de plusvalía, sino de la vida misma y nosotros y nosotras nos negamos a que nos despojen nuestra humanidad; hoy la celebramos desde la rebeldía.

…….

Continuamos con la mesa de luchas feministas en la que, como se adelantaba en algunas mesas previas, se afirmó que la lucha contra el patriarcado es fundamental y debemos reconocer que persisten un amplio conjunto de formas de violencias contra la mujer. Es momento de reivindicar la especificidad de las subjetividades femeninas y debemos cuestionar todas las prácticas machistas dentro y fuera de la organización popular.

Los feminicidios son síntoma de la crisis civilizatoria que atravesamos. Ante eso, tenemos la tarea de reconocer y reivindicar las distintas identidades que nos atraviesan y también hacer un esfuerzo colectivo por eliminar las nociones y las prácticas misóginas.

…….

Finalmente, en la mesa de desplazamiento forzado y migración coincidimos con que la migración es causada por la violencia y la ausencia de oportunidades laborales. Luchamos contra la criminalización de los y las migrantes y contra el odio y racismo promovido por los poderosos.

El gobierno en turno no ha hecho nada por mejorar las condiciones de tránsito de las personas migrantes, en cambio ha incrementado la presencia de fuerzas represoras del Estado. Las masacres de migrantes tampoco han cesado desde al menos hace una década. Ante eso necesitamos articular y promover redes de apoyo y acciones contra la militarización y las violaciones de derechos humanos hacia las personas migrantes.

Con estas ideas concluimos estas jornadas de diálogo y propuestas; pero con ellas iniciamos también un proceso de intercambio constante entre todas las luchas que deseamos unirnos para finalmente alcanzar la liberación nacional.

Muchas gracias por sus palabras su tiempo y su solidaridad.

Apodaca, Nuevo León. 08 de agosto de 2021.

¡Vivir por la patria o morir por la libertad!

Grupo Editorial de La Casa de Todas y Todos