Posted On 1 mayo, 2021 By In Editorial, Portada With 121 Views

Mayo, siempre internacionalista

image_pdfimage_print

¡Arriba víctimas hambrientas!

¡Arriba todas a luchar!

¡Con la justicia proletaria!

¡Nuevo mundo nace ya!

La Internacional  (traducción libre)

Inspirados en el Manifiesto Comunista, los pueblos han creado sus himnos, banderas, y símbolos de la unidad de los trabajadores, la historia de los pueblos, todos, ha servido de marco para que hoy aún se luche por la libertad y la justicia proletaria. Cómo olvidar a la Comuna de Paris, a los obreros ahorcados en Chicago, a las masacres del imperialismo colonialista en África, a los barcos negreros que venían a América, a las guerras de rapiña imperialista en Asia;  a los genocidios, a las guerras de conquista por el petróleo, al sufrimiento de los niños migrantes enjaulados como animales… el eco de la internacional persiste en todos los corazones.

Quienes conformamos el grupo editorial de La Casa de todas y todos, tenemos nuestras propias efemérides, conformadas con el ejemplo de nuestros compañeros, que con sangre y vida demostraron el carácter internacionalista y antiimperialista en su actuar;   no olvidamos a los fundadores del Núcleo Guerrillero Emiliano Zapata, expulsando a los yanquis de la laguna del Ocotal en Chiapas en 1974; a los compañeros Mario y Ruth asesinados en Puebla en 1983, por ayudar a un puertorriqueño a escapar de la persecución yanqui;  cómo olvidar la injusticia cometida contra el  pueblo de Atenco hace 15 años, dirigida, pagada y ordenada para servir como castigo ejemplar a quienes se opongan a los designios de testaferros imperialistas.  Nosotros no olvidamos. No nos equivocamos al identificar al  enemigo.

Vemos el sacrificio que han pagado otros pueblos en la lucha por la liberación, saludamos y admiramos a las Viudas del Sartaguda, víctimas de la barbarie fascista, no olvidamos el criminal bloqueo económico contra el pueblo de Cuba, el asesinato del presidente Allende y la dictadura proimperialista pinochetista en Chile.  Hoy se aprecia de forma más clara que el camino para acabar con el imperialismo aún es largo, tomará generaciones…, como lo dijo nuestro primer responsable histórico, Co. Manuel (Pedro). 

Por eso entonamos La Internacional con orgullo, como himno de los pueblos en lucha. No importan razas, colores de piel, diferentes idiomas y creencias, ya que todos somos trabajadores, quienes con nuestro esfuerzo procuramos el sustento diario para seguir existiendo.   

Himno de La Internacional

En este mes de mayo, toca también recordar el nacimiento de nuestro compañero Ismael.  Él se integró a nuestras filas en el momento más álgido de la represión contra nosotros, cuando se integraron los escuadrones de la muerte, luego conocidos como brigada blanca, que rondaban por las escuelas, los sindicatos, por los barrios de los pueblos que consideraban rebeldes, ahí podían secuestrar, torturar, y asesinar sin otra autoridad, más que la fuerza.  Nuestro compañero Ismael, llegó en ese momento y escribió sobre las duras condiciones en que se encontraba la organización, cargó las mochilas en la selva en búsqueda de nuestros compañeros. Dio forma y adecuó los primeros estatutos de las FLN, en 1980, mismos que tuvieron una vigencia de 13 años. Murió joven, víctima de la traición inspirada por el imperialismo. No dudamos en decirlo: Sentimos el orgullo de ser sus compañeros y reafirmamos el deber de ser como ellos: Todas y Todos, hijos de la Patria.

¡Vivir por la Patria! o ¡Morir por la libertad!

Grupo editorial de la Casa de Todas y Todos.

image_pdfimage_print

About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.