Posted On 25 enero, 2022 By In corresponsalias, Portada With 980 Views

Movimiento estudiantil #AFUERA7070 en la Facultad de Medicina en la UANL

image_pdfimage_print

En nuestra tarea educar y ayudar al estudiante, al trabajador y a cualquier persona que quiera crear un mejor futuro en la Universidad y vele por la liberación de la conciencia como medio para liberarnos de los opresores. Resistencia UANL es un colectivo estudiantil que lucha por la dignificación y democratización de la Universidad, tal como se establece en nuestra declaración.

Considerando nuestra lucha, compañeros de la Facultad de Medicina nos contactaron y así comenzamos a apoyar en la organización de manifestaciones y en la canalización de todas las voces para darlas a conocer y acabar con las injusticias que pasan en la Facultad de Medicina. La imposición de un nuevo modelo de evaluación, llamado por los profesores “7070”, fue el detonante para que todos los problemas de la Facultad salieran a la luz. Dicho modelo fue implementado como una medida para tratar la sobrepoblación de estudiantes debido a las clases en línea, en un intento de la Facultad de eliminar la mayor cantidad posible de estudiantes con estrategias de agotamiento mental y con condiciones muy difíciles impuestas por parte de los profesores. A esto, se agregaron las adversidades que de por sí se presentan al estudiar en dicha facultad en línea; pues, ni la barreras de la comunicación que el mismo aislamiento produjo, ni las complicaciones académicas que los estudiantes tenemos, fueron impedimento para que nos organizáramos y pudiéramos alzar la voz.

El pasado 3 de diciembre, se convocó a un mitin y posterior marcha en la Facultad de Medicina; allí se presentó tanto a los estudiantes como a los directivos el pliego petitorio, que consistía en 11 puntos, donde además de la revocación del modelo de estudios 70/70, se tocaban otros puntos en pro de la dignificación de la educación, como son la evaluación del docente, el seguimiento a casos de acoso y agresión contra la mujer, la democratización y verdadera representación estudiantil, entre otros puntos.

Después de hacer acto de presencia y ser ignorados, se decidió seguir con las manifestaciones, y cansados por la opacidad y poca transparencia de la Universidad se optó por que toda mesa de diálogo se llevara en público, es decir, que cualquier alumno que quisiera estar presente pudiera entrar; dicha medida también fue ignorada por los directivos, quienes se reunieron el día lunes 6 de diciembre con estudiantes no simpatizantes y ajenos a la vanguardia organizada que surgió, Resistencia FacMed; dichos estudiantes, en busca de protagonismo y aprovechándose del movimiento, tuvieron una junta a puerta cerrada con los directivos donde se dió una resolución inaudita, pero el estudiantado, al estar consciente del pliego, las demandas y los métodos de negociación establecidos, inmediatamente levantó la voz para sacar a la luz la verdad. Con una estrategia de desorganización y sabotaje, las autoridades intentaron nuevamente pasar por encima del estudiante, pero empezaron a percatarse de que el estudiante estaba más atento que nunca y, tomando en cuenta que seguían las manifestaciones y bloqueos, decidieron abrir una mesa de diálogo.

Nosotros, dispuestos y en búsqueda de una resolución verdadera, accedimos, por lo que preparamos un documento donde se comprometerían a establecer un acuerdo de trabajo y a cumplir todas las demandas. Sorpresivamente, el día de la mesa de diálogo no se presentaron las autoridades con capacidad para firmar el documento, expresamente dicho por los mismos representantes de los directivos de la Facultad, mostrando que seguían sin tomarnos en serio. Lo único a lo que se llegó en esa mesa de diálogo, fue a que se llevaría a cabo otra mesa donde estarían las autoridades competentes para firmar y llegar al acuerdo. En la siguiente junta, se llegó a una resolución, la cual estaremos atentos a que sea cumplida y le daremos seguimiento para que los estudiantes nunca más sean subestimados ni menospreciados.

Lamentablemente, en este movimiento nos pudimos dar cuenta de hasta qué grado está corrompida nuestra querida Universidad por los intereses de las empresas y el sector privado, políticos corruptos con intereses puramente monetarios, que hacen lo que les da la gana con el futuro de los estudiantes, impidiendo que la universidad sea accesible para las masas.

Gracias al trabajo que hacemos y a la conciencia de los jóvenes, cada día más y más estudiantes se dan cuenta de los problemas de su entorno y alzan la voz por su educación y por el futuro de México. Ha habido protestas en otras facultades, pero al no poder tener contacto con los compañeros y debido a la falta de organización y de guía, junto con las estrategias de sabotaje, se han disuelto varios movimientos, pero la Resistencia de la UANL, en busca de una universidad al servicio del pueblo, siempre estará en pie de lucha por la dignificación de la universidad y por la educación liberadora.

Los invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales, donde hacemos difusión de nuestros trabajos, luchas y esperanzas.

Facebook: Resistencia Ciencias políticas o @ResistenciaUANL

image_pdfimage_print

About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.